martes, 1 de diciembre de 2009

Sigiloso (Sofía)





















En una despedida
de articulaciones
se funden
emancipaciones
que congregan


Tu disculpa
tu entredicho
un guión
una torpeza
el amor de un abrazo
en el dolor de tu latigo
tardanzas insipidas  lamentan

Espera de acera
desafíos de tacones
un juego no empezado
con ganadores a espaldas

Levántame ahora que aúllo
lloro, promulgo y entierro
laberintos en piel que
desgarras

Morador de trajes
laguna de corridas
que aún perturban

Con suave displicencia
te cobijo
asilo de muchos
te espero en el licor
de noches

Pásame un poco de cianuro
una sonrisa que redima
y una cuchilla que no corte

Llámame en vísperas
no perderé la razón en un soplo,
elévame tierra adentro
que no se escape la cordura
llagas que aprietan

Las siembras de vino
retoñan en una muñeca,
vierten su color
de musas
tribu que desaparece.