sábado, 31 de julio de 2010

Cuerdos de fosa (Sofía)












                                                 A las víctimas de La Macarena
Sin escuchar te enciendo
una palabra,
una hoguera,
la lágrima de muchos
en un país que revienta.

Engaños de nombre
encienden sus televisores
con el ruido que se exporta
y embelecos que difunden

Ya se agotan los gritos de la Macarena
¿Y que ven los que no observan?
Anestesiar  noveleros
no es mala racha,
se adorna de aparatos
 en la cotidianidad del hambre
un pan de ignominia
y como no,
narcóticos que saltan.

País que revienta
Indigno sin memoria
que de tontos
se asesoran conceptos
más boom, más boom
de niebla que de frío.

Obsérvate cuánto mides
en los huecos de tu ira,
pasivo de no utilizar
un cepillo
un estruendo
la neurona demandada.

Estás tan limpio de memoria
que asqueas con tu risa
en tu trabajo de cansancios
y un taladro que no siente.
A los que no se olvidan...
en un país que revienta