sábado, 24 de septiembre de 2011

CUEVA DE FUEGO (Sofía R.)

CUEVA DE FUEGO
Todo sábado es esperma de lamentos y recuentos
Todo sábado es el martirio de los obsequios
con residuos de sorpresas aventajadas.


Limito recogerme en tres pasos
vertiente de los índices
que no abordan el nivel asesino
de las llagas puestas en equívocos.

Mal día para trotar: llueve
y mis medias se han ido en los charcos
y días recorridos de saltos.

No renacen cuevas
ni otros dolientes
se objetan nimiedades próximas.

Como ramas en sucesión
con besos de sol,
van de helechos cruzados
en un jardín bonito.

Retumban peleas de gavilleros
reveladas memorias
que miran el rostro estallado en ardor

El tiempo y su desplome
en un abismo lento,
como vicio amando
su  delgadez extrema
sus rocas de rabia
sus prometedores lacayos

Ahorro soberbia respondiendo relatos
recogidos en una cueva de fuego
que limpia tu nombre,
llama un segundo el camino rebotado
con sus nubes frotando mejillas,
terror con parlantes
cortejos en el horizonte
sandez que referencio.

lunes, 15 de agosto de 2011

A ESCONDIDAS (sofía)

















Enredado el pantano
en un expreso profundo
relame en sentidos diferentes
la vida en una orilla.

¿Y qué sería del instante
de la gente con bochorno?
Ofrecerían reír sin cánticos
condenando una disculpa

Una habitante nocturna
cambia ropa de colores
con infinidad de estrofas en sus manos
y permanece con luces de navidad
para los años vecinales.



Caen sobre ella
heladas gotas
de una lámpara lacrimosa.

Como un alacrán sin forma
sonríe
por costumbre de besos
en una carretera

El afán del día
se agobia en el fuego
de sus míseras huellas.

jueves, 9 de junio de 2011

Te aproximas... (Sofía)


















Te aproximas
y siento remordimiento,
hasta pánico ligero
he quedado comprimida y escondida
debajo de un llavero con flores
y ortiga

Una bota cercana
me llena excusas regaladas
como aviones
de carga

Llegan nuevos tiempos
no para esta tierra
engañada hasta la sien

Sin embargo ahí llevo la estela
de convencimientos.
Reconozco que enfermo
ahora como una espada
de sables escritos

Las oportunidades
son para los comerciantes
sin vitrina como monumento

Culpa
de los zapatos que no caminan
y de la mañana poco creíble
con la almohada y el televisor charlante

Pensar
que se enfundan en botellas desechables

Razón tenía mi abuelita
con los mangos cosechándome
preguntandome al tabaco
una vez mas si se puede o
pasamos otro canal de historias

Ya fatigada de esta nobleza
de plumas,
me apresuraré en dudas
hasta el encuentro.

En una olida me sacudiré
guerrera de tu vida
y la otra
que por cierto responde
comedidamente,
reventará cual aventurera
en indomables
súplicas de tu aliento.

sábado, 7 de mayo de 2011

No vendrá (Sofía)


















No vendrá
ni su abrigo reconfortante
ni el calor que sofoca
con tanto verano ofrecido.

Que podría decir un " no pase"
"No pase a la luna"
"no pase entre dos árboles"
"¡cuidado!. Un escondite de volquetas apunta"

Sigo inmóvil
como un erguido poste de esquina,
mis medias caminan solas
de lluvia interna.

Sigo inmóvil en un llanto de ruina
voy regresando la basura
con pies que esperan el páramo decembrino.

Hay un cubículo de piedras lleno de sangre
que se puede detener  con un anteojo
para aligerar la carga

No vendrá ni su tierra
ni su espera
ni su vista corta
 ya desecha