sábado, 24 de septiembre de 2011

CUEVA DE FUEGO (Sofía R.)

CUEVA DE FUEGO
Todo sábado es esperma de lamentos y recuentos
Todo sábado es el martirio de los obsequios
con residuos de sorpresas aventajadas.


Limito recogerme en tres pasos
vertiente de los índices
que no abordan el nivel asesino
de las llagas puestas en equívocos.

Mal día para trotar: llueve
y mis medias se han ido en los charcos
y días recorridos de saltos.

No renacen cuevas
ni otros dolientes
se objetan nimiedades próximas.

Como ramas en sucesión
con besos de sol,
van de helechos cruzados
en un jardín bonito.

Retumban peleas de gavilleros
reveladas memorias
que miran el rostro estallado en ardor

El tiempo y su desplome
en un abismo lento,
como vicio amando
su  delgadez extrema
sus rocas de rabia
sus prometedores lacayos

Ahorro soberbia respondiendo relatos
recogidos en una cueva de fuego
que limpia tu nombre,
llama un segundo el camino rebotado
con sus nubes frotando mejillas,
terror con parlantes
cortejos en el horizonte
sandez que referencio.

5 comentarios:

Rebelde dijo...

Fortes palavras...Beijo!

LEON PLATA dijo...

La desidia, lugar común tras la trampa festiva de la lluvia; cada gota es un colapso de tiempo restallando sobre el dolor impreso en el asfalto... sábados que devoran su falsa miel, revolcándose en su propio aliento, extinguiendo ipso-facto todo lo que crea en olímpico capricho...

Sentidas letras, bella escritora.

sofia dijo...

Rebelde... mi saludo nuevamente y besos fuertes como las palabras
Sofía

sofia dijo...

Mi querido Leon.. escondida tras tus palabras siento el ácido rozarme de tantos .. tantos minutos que pasan.
Así es.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Sigo en franco asombro por tu combinación de calificativos

Un abrazo