lunes, 15 de agosto de 2011

A ESCONDIDAS (sofía)

















Enredado el pantano
en un expreso profundo
relame en sentidos diferentes
la vida en una orilla.

¿Y qué sería del instante
de la gente con bochorno?
Ofrecerían reír sin cánticos
condenando una disculpa

Una habitante nocturna
cambia ropa de colores
con infinidad de estrofas en sus manos
y permanece con luces de navidad
para los años vecinales.



Caen sobre ella
heladas gotas
de una lámpara lacrimosa.

Como un alacrán sin forma
sonríe
por costumbre de besos
en una carretera

El afán del día
se agobia en el fuego
de sus míseras huellas.