viernes, 27 de julio de 2012

El Maestro Pere Bessó (València) Licenciado en Filología Moderna, me ha hecho el honor de traducirme al catalán un poema "Cueva de Fuego". Mil Gracias Pere!



















COVA DE FOC (Sofía Rodríguez)

Tot dissabte és esperma
de laments o recomptes
Tot dissabte és el martiri d’obsequis
amb residus de sorpreses
avantatjades
Em limite a recollir-me en tres passos
i es veuen els índexs correguent
com recaptosos suorosos
No aborden ni el nivell assassí
de plagues posades en equívocs

Dia dolent per a trotar: plou
i les meues calces se n’han anat en els safareigs
i dies recorreguts botant
No renaixen coves
ni d’altres dolents s’objecten nimietats
acostades.

Com branques en successió
amb besos de sol
van de falgueres creuades
en un jardí bonic

Retentint baralles de garbers
revelant memòries
mirant rostre esclatant d’ardor

El temps i el seu desplom
en un abisme lent,
com vici que estima
la seua extrema flaquesa,
les seues roques de ràbia,
els seus lacais prometedors

Estalvie supèrbia responent relats
recollits en una cova de foc
que neteja el teu nom,
crida un segon el camí rebotat
amb els seus núvols fregant galtes
de terror amb parlants,
festejant al seu horitzó
idiotesa que referencie



CUEVA DE FUEGO (Sofía Rodríguez)

Todo sábado es esperma
de lamentos y recuentos
Todo sábado es el martirio de obsequios
con residuos de sorpresas
aventajadas
Limito recogerme en tres pasos
viéndose lo índices corriendo
como hacendosos sudorosos
No abordan ni el nivel asesino
de llagas puestas en equívocos

Mal día para trotar: llueve
y mis medias se han ido en los charcos
y días recorridos saltando
No renacen cuevas
ni otros dolientes se objetan nimiedades
próximas.

Como ramas en sucesión
con besos de sol
van de helechos cruzados
en un jardín bonito

Retumbando peleas de gavilleros
revelando memorias
mirando rostro estallando de ardor

El tiempo y su desplome
en un abismo lento,
como vicio amando
su extremada delgadez,
sus rocas de rabia,
sus lacayos prometedores

Ahorro soberbia respondiendo relatos
recogidos en una cueva de fuego
que limpia tu nombre,
llama un segundo el camino rebotado
con sus nubes frotando mejillas
de terror con parlantes,
cortejando en su horizonte
sandez que referencio

2 comentarios:

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Son esas satisfacciones que llenan el alma y hacen brillar las pupilas del poeta...

Felicitaciones y un abrazo

Javier Herque dijo...

Los sábados levantan los parpados caídos, despiertan a la mujer que fue, prestan palabras para cambiar de piel y regresar más tarde a un renglón vacío que nos refugie.

Excelente poema.

Un saludo.